La leyenda del rey Salomón

PAG 23 - Lamparas de aceite- TIFHace muchos, muchísimos años (unos 3 000, de hecho), el rey Salomón recibió un misterioso encargo: debía construir el templo más grande del mundo y en él guardaría grandes tesoros y riquezas. 

Salomón es posiblemente el rey más sabio de la historia, y esta sabiduría estaba de alguna manera guardada en la misteriosa Mesa del rey Salomón.

¿Que cómo era esta mesa? Bueno, los expertos no se ponen muy de acuerdo en este tema. Unos dicen que era una mesa enorme hecha de oro y esmeraldas, o hecha solo de una enorme esmeralda tallada. Otros dicen que tenía nada más y nada menos que 365 patas… ¡una por cada día del año! y otros cuentan que en ella estaba grabada el verdadero nombre de Dios. En lo que sí que coinciden todos es en que se decía que quien poseyera la mesa, poseería el mundo entero. Y por eso muchos monarcas la han buscado a lo largo de los siglos y parece que al fin, quien la encontró fue el rey Rodrigo, nada más y nada menos que… ¡en Toledo!

Como oís. Yo también me sorprendí un montón cuando escuché esta historia. 

El caso es que la leyenda también nos cuenta que un mago encontró las cuevas de Hércules en Toledo y le pareció un lugar tan estupendo para ocultar el tesoro de Salomón que construyó una serie de salas de jade, y mármol y piedras preciosas y luego las encantó para que nadie pudiera entrar.

El rey Rodrigo, a pesar de las advertencias, decidió entrar en la sala del tesoro y por ello fue castigado… El mismo día en el que rompió el candado que sellaba la puerta, las tropas árabes atravesaron la muralla de la ciudad y la conquistaron.

A partir de entonces, la pista de la mesa se perdió. Claro que Álex y yo sabemos que sigue escondida en las cuevas de Hércules… Eso sí, yo que vosotros no entraría ahí (de nuevo), porque la custodia un terrible gólem con el que no me gustaría tener que volver a enfrentarme…

Ah, si queréis, podéis visitar las cuevas de Hércules en Toledo, ya que están abiertas al público. Si lo hacéis, no dejéis de pasaros por aquí y contarnos vuestra experiencia. ¿A que son chulas?

Encontraréis la historia de las Cuevas de Hércules y la misteriosa mesa de Salomón en el libro El Tesoro del Rey Salomón (Susaeta, 2016), donde Álex y Qiang no solo encuentran la misteriosa mesa, sino que también viajan a la Jerusalén de Salomón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s