Un fantasma viajero

PAG 136 - TIF

En realidad nunca había creído en fantasmas. En serio. Siempre he pensado que eran historias que se contaban para asustar a los niños, al fin y al cabo no se ha podido demostrar que los espíritus, espectros o poltergeist existan de verdad.

Pero claro, después de la experiencia que vivimos Álex y yo en el castillo de Eilean Donan, ya no sé qué pensar.

De todos modos, en Escocia parece que hay bastantes fantasmas. Bueno, en realidad hay muchísimos castillos, y cada uno de estos castillos tiene al menos un fantasma, así que imaginaos cuántos hay. Más de cien. Si me apuráis, entre castillos y palacios, yo diría que hay unos doscientos. ¡Y cada uno con su fantasma!

Pero lo más curioso es que alguno de estos fantasmas están repes. Vamos, que parece que algún fantasma anda haciendo excursiones por diferentes zonas de Escocia.

Uno de los fantasmas más viajeros es, concretamente, la reina María de Escocia.

MaryMaría I de Escocia o María Estuardo, nació en Escocia en 1542 y murió en Inglaterra en 1587, decapitada por orden de su prima, la reina Isabel I de Inglaterra, que la acusó de alta traición.

El caso es que de María se saben pocas cosas que sean ciertas por completo, casi todo son rumores, y entre estos rumores están las historias de sus fantasmas.

Entre otros, se la puede ver en el castillo de Stirling, donde se pasea acompañada por otro fantasma, “La dama rosa”, probablemente una de sus sirvientas de la que se cuenta que salvó a la reina de morir quemada en un incendio que se produjo en su dormitorio; en el castillo de Borthwick dicen que se aparece vestida de paje, que es como se disfrazó para poder huir de la fortaleza; también se deja ver por el castillo de Loch Leven, en donde estuvo un tiempo prisionera (y no solo se pasea por las ruinas del castillo, ¡sino por toda la isla!).

mary-queen-of-scots_1Por el castillo de Craignethan deambula sin cabeza, así que la reconocen por su ropa. Esta sí que debe de dar miedo… ¿os imagináis pasear por un pasillo del castillo y veros frente a un fantasma sin cabeza? ¡Qué miedito!

Pero además, a María no solo se la ve en Escocia, sino que también se aparece por varios castillos de Inglaterra, como el castillo de Fotheringhay y el castillo de Tutbury. Del primero quedan apenas unas piedras, pero hace años se recuperó una escalera de madera que se dice es la misma que María bajó para ser decapitada, así que su fantasma baja de vez en cuando por ella. Y como la escalera está ahora en un hotel cerca de las ruinas… ¡pues la reina acaba apareciendo muchas veces en la recepción! Vamos, que los trabajadores del hotel no deben de dormir muy tranquilos que digamos…

8331622_f520En el castillo de Tutbury pasó bastante tiempo encarcelada. Aquí se la ha visto vestida de blanco de pie en la torre, caminando por el jardín y asomándose por la ventana del gran salón del castillo, aunque en este último caso parece que va vestida de negro.

Pues estos son todos los lugares donde se dice que la hermosa reina se deja ver (es un fantasma la mar de ocupado). Ahora lo que tendríamos que hacer es viajar a cada uno de los castillos para comprobar si es verdad que se aparece en todos ellos. Desde luego, sería muy interesante investigar científicamente la naturaleza de los fantasmas, ¿no creéis?

¿Y vosotros? ¿Habéis visto algún fantasma? 

Álex y Qiang viajan a Escocia en El Fantasma de Eilean Donan (Susaeta, 2016). Allí, se encontrarán con un terrible misterio: un siniestro fantasma que se aparece siempre a la misma hora y en la misma habitación del castillo y que parece querer atrapar a todos los que pasan la noche en ella. Por supuesto, ambos deciden investigar estas terribles apariciones… ¿Qué crees que descubrieron?

Advertisements

El desastre de Tunguska

CAP 4 - Cabecera

Álex y otros compañeros me han pedido que os hable un poco más del desastre de Tunguska… ejem, ejem. La verdad es que me da un poco de vergüenza, porque… bueno… je, je, je… en fin. Los que ya conozcáis la historia entendéis por qué no me gusta demasiado hablar de ello.

¡Lo bueno es que no hubo víctimas!

En fin, veamos… el caso es que el desastre es muy famoso en nuestra época y podéis encontrar fotos y datos hasta en la Wikipedia (igual que sobre la mesa del rey Salomón, por si os apetece indagar un poquito más sobre nuestras aventuras). Pero bueno, mejor os lo cuento yo…

Ocurrió el 30 de junio de 1908…

Como podéis ver, Tunguska está en Rusia, en una zona deshabitada y rodeada por un enorme bosque.

Pues bien, lo que dicen los científicos sobre lo que ocurrió allí (aunque nosotros conocemos la… ejem, ejem, versión no oficial. La que vivimos Álex y yo, vaya…), es que un meteorito enorme, es decir, una roca proveniente del espacio, impactó en medio del bosque. 

Pero claro, si algo impacta en el suelo, deja un cráter. Y en Tunguska no hay nada parecido. ¿Cómo se explica esto?

Pues la roca, que era enorme y pesaba más de 110 000 toneladas, podría estar hecha solo de hielo, por lo que explotaría antes de entrar en nuestra atmósfera y claro, no podríamos encontrar trozos porque se habrían derretido.

El caso es que los habitantes de las zonas cercanas vieron un terrible fogonazo en el cielo, como su hubiera aparecido otro sol, y mucha gente cayó al suelo por la fuerza de la explosión… ¡aunque esta ocurrió a kilómetros de distancia! Y es que la explosión fue como la de una bomba atómica (menos mal que calculamos rápidamente la zona correcta, que si no, ¡habría sido un desastre terrible!). Para que os hagáis una idea: algunos objetos que estaban a 50 km de distancia salieron volando por los aires y durante varias noches el cielo era tan brillante que se podía trabajar sin necesidad de encender la luz.

Podéis ver cómo quedaron algunos de los árboles cercanos a la explosión:

Tunguska Tunguska_Ereignis

¡Ah! Y si queréis saber qué dice la NASA al respecto os dejo el enlace a su página en español.

Si queréis contarnos algo más que hayáis visto sobre Tunguska, dejadnos un comentario, nos encantará leerlo.

Álex y Qiang viajan hasta Tunguska en Fuego Sobre Tunguska (Susaeta, 2016). En este libro podréis encontrar la explicación al terrible suceso y muchas cosas más.

La leyenda del rey Salomón

PAG 23 - Lamparas de aceite- TIFHace muchos, muchísimos años (unos 3 000, de hecho), el rey Salomón recibió un misterioso encargo: debía construir el templo más grande del mundo y en él guardaría grandes tesoros y riquezas. 

Salomón es posiblemente el rey más sabio de la historia, y esta sabiduría estaba de alguna manera guardada en la misteriosa Mesa del rey Salomón.

¿Que cómo era esta mesa? Bueno, los expertos no se ponen muy de acuerdo en este tema. Unos dicen que era una mesa enorme hecha de oro y esmeraldas, o hecha solo de una enorme esmeralda tallada. Otros dicen que tenía nada más y nada menos que 365 patas… ¡una por cada día del año! y otros cuentan que en ella estaba grabada el verdadero nombre de Dios. En lo que sí que coinciden todos es en que se decía que quien poseyera la mesa, poseería el mundo entero. Y por eso muchos monarcas la han buscado a lo largo de los siglos y parece que al fin, quien la encontró fue el rey Rodrigo, nada más y nada menos que… ¡en Toledo!

Como oís. Yo también me sorprendí un montón cuando escuché esta historia. 

El caso es que la leyenda también nos cuenta que un mago encontró las cuevas de Hércules en Toledo y le pareció un lugar tan estupendo para ocultar el tesoro de Salomón que construyó una serie de salas de jade, y mármol y piedras preciosas y luego las encantó para que nadie pudiera entrar.

El rey Rodrigo, a pesar de las advertencias, decidió entrar en la sala del tesoro y por ello fue castigado… El mismo día en el que rompió el candado que sellaba la puerta, las tropas árabes atravesaron la muralla de la ciudad y la conquistaron.

A partir de entonces, la pista de la mesa se perdió. Claro que Álex y yo sabemos que sigue escondida en las cuevas de Hércules… Eso sí, yo que vosotros no entraría ahí (de nuevo), porque la custodia un terrible gólem con el que no me gustaría tener que volver a enfrentarme…

Ah, si queréis, podéis visitar las cuevas de Hércules en Toledo, ya que están abiertas al público. Si lo hacéis, no dejéis de pasaros por aquí y contarnos vuestra experiencia. ¿A que son chulas?

Encontraréis la historia de las Cuevas de Hércules y la misteriosa mesa de Salomón en el libro El Tesoro del Rey Salomón (Susaeta, 2016), donde Álex y Qiang no solo encuentran la misteriosa mesa, sino que también viajan a la Jerusalén de Salomón.